Viendo que es un nuevo año y que mucha gente ha recibido recientemente cámaras, pensé que podría ser útil anotar mis pensamientos y consejos para los principiantes.

#1 – Imagen ≠ Asunto

Empecemos con el más difícil: Comprenda que la imagen que la cámara ha capturado no es la misma que el sujeto que está delante de usted. En realidad es diferente.

A menudo pienso que los principiantes ven algo interesante, lo apuntan con la cámara y aprietan el obturador. “Tomé una foto de un buen sujeto, por lo tanto debe ser una buena foto.” Pero la foto es más que el sujeto, es una composición 2D totalmente realizada.

Aprenda a ver el toda la imagen que tomaste. Mira el fondo, el primer plano, las esquinas, todo. ¿Cómo funcionan todas las partes juntas? ¿Dónde está el espacio vacío y dónde el espacio ocupado, y cómo se relacionan entre sí de una manera puramente visual? Aprenda a ver cómo (por ejemplo) las vías del tren o una valla se convierten visualmente en una línea que lleva su ojo a un determinado punto, o cómo una lámpara se convierte en un punto brillante que atrae su ojo, o cómo un objeto a la izquierda equilibra un objeto a la derecha.

Lucha por ver toda la imagen 2D como una composición unificada. Su foto es similar a un cuadro, en el sentido de que la colocación de cada elemento debe ser elegida deliberadamente. (Esto es en realidad mucho, mucho más difícil de lo que podría parecer al principio de entender, y mucho menos de dominar, así que no te sientas mal si no lo entiendes de inmediato).

#2 – Trabaja la escena

Este consejo viene de un taller de fotografía que tomé con Jack Dykinga: “trabajar la escena”.

No tomes sólo una foto de una cosa. Toma varios. Tome varios más. Pruebe diferentes ángulos. Inténtalo más de cerca. Más allá. El objetivo aquí es mejorarlo. Entonces hazlo aún mejor. Entonces, maldita sea, hazlo mejor aún.

El objetivo aquí no es “rociar y rezar” disparando al azar y esperando que algo bueno salga de ello. El objetivo es pensar, tomar cada vez mejores fotos de su sujeto. Y para darte múltiples opciones para elegir, de forma deliberada.

Puede que sólo más tarde en el correo se haga evidente que la orientación vertical funciona mejor que la horizontal, por ejemplo.

#3 – Busca los bordes

Otro consejo de Jack Dykinga: en la fotografía de paisajes, busque los bordes. Donde el mar se encuentra con la arena, donde las algas terminan y comienza la roca, etc.

#4 – Captura lo que te interesa

Cuando veas algo interesante que quieras fotografiar, piensa en lo que te interesa en particular sobre ello.

¿Es el color? ¿La simetría? ¿La fealdad? ¿La belleza? ¿La majestad del mar? ¿La monada del gatito? ¿La velocidad del coche de carreras? Trate de enfatizar eso a través de su altura, su velocidad de obturación, su elección de lentes, su distancia del sujeto, todo.

Todo debe ser una elección, y debe contribuir a la imagen.

#5 – Elija su orientación

No sujete el dispositivo de una forma determinada porque es la forma predeterminada del dispositivo (vertical para los smartphones u horizontal para la mayoría de las cámaras). Sosténgalo de la manera que funcione mejor para el sujeto. A menudo esto significa vertical para los retratos y horizontal para los paisajes, pero no siempre.

Tal vez intente tanto la vertical como la horizontal para una imagen dada. Tal vez una composición cuadrada funcione mejor. Mira realmente la escena, ve qué orientación funciona mejor para la toma que tienes delante.

#6 – Explorar la composición

La “regla de los tercios” es genial, pero no es una regla férrea que se imponga en todas partes. Es sólo una técnica de composición de muchas. También hay simetría bilateral, simetría radial, patrones, líneas de dirección, encuadre, espacio negativo, color contrastante, primer plano/ fondo, mucho más. A menudo trabajan juntos.

#7 – La iluminación lo es todo

La iluminación lo es todo en la fotografía (bueno, ¡casi lo es!).

Cuando la luz es mala, puede ser mejor dejar la cámara a un lado. Saque la cámara cuando la luz sea buena. No tengas miedo de añadir luz, si es necesario. Cambie su posición, si la luz es mejor así. Salga al aire libre cuando el sol esté bajo, no cuando el sol esté alto en el cielo.

Apostaría que al menos siete de los diez hilos sobre “cómo se toma esta foto” o “cómo puedo procesarla mejor” son realmente preguntas sobre iluminación, no técnicas de procesamiento como muchos principiantes parecen pensar.

#8 – Considere el fondo

En los retratos, no se debe mirar con lupa la cabeza en el centro del marco, especialmente en los verticales.

Considere el espacio vacío (negativo) que resulta por encima de la cabeza del sujeto. ¿Realmente necesitas eso? ¿Contribuye a la historia? Considere la posibilidad de recortar el espacio muerto, lo cual no ayuda a contar la historia. Considere la relación del sujeto con el fondo. ¿El fondo cuenta su historia (sus herramientas de trabajo, su dormitorio)?

Tiendo a pensar que un poco de fondo es suficiente. Por otro lado, a veces un montón de antecedentes ayuda a contar la historia. Arnold Newman es un maestro del retrato descentrado con mucho fondo, aquí hay algunos ejemplos.

Si la persona es pequeña (o grande) en el marco, ¿contribuye eso a la historia que usted está contando?

#9 – Aprenda lo básico

Los fundamentos de la fotografía son el “triángulo de exposición”: apertura, velocidad de obturación e ISO.

Ahora bien, no es necesario que aprendas esto, puedes configurar tu cámara para que lo haga automáticamente, y eso está bien. No hay juicio. Pero nunca tendrá un control total sobre la creación de su imagen, y limitará lo que puede y no puede lograr si no entiende esto.

(Busca en Google los tutoriales, esta entrada no trata de eso, pero parecía tan fundamental que necesitaba ser mencionada).

#10 – Práctica, práctica, práctica

No sólo se aprende sobre fotografía, sino que hay que practicar físicamente el manejo de la cámara, como un pianista o un mecanógrafo que tiene que saber usar el teclado sin pensar en ello.

Pero el objetivo no es simplemente ser hábil en el uso del teclado, el objetivo es tocar una pieza musical con fluidez sin que el teclado se interponga. Usted necesita practicar, y su práctica puede ser simplemente sentarse en el patio trasero con la familia y tomar retratos. O tomar fotos de tu perro, o flores en el patio trasero.

Puede que no sean grandes o incluso buenas fotos, pero está bien. No tienes que mostrárselas a nadie, ni siquiera quedártelas; el objetivo es practicar el manejo de la cámara para que sea tan natural como conducir un coche o tocar el piano.

#11 – Contar una historia

Por la misma razón, una buena foto no se trata simplemente de la excelencia técnica.

De la misma manera, una buena historia se ve realzada por las interesantes elecciones de palabras del autor pero no sólo Sobre eso, una buena foto es técnicamente hábil pero también cuenta una historia o evoca una emoción o permite al espectador ver algo de una manera nueva.

#12 – Busque comentarios sobre su mejor trabajo

Cuando consiga algo en lo que se haya esforzado mucho, busque la opinión de los demás sobre ello. No “mi primer retrato”, sino quizás “mi 80º y mejor retrato”. Si esperas que alguien se esfuerce en una crítica, debes poner al menos un esfuerzo decente en la creación de la imagen.

#13 – Estudie su arte

Cuando no esté fotografiando activamente, busque en Google consejos sobre fotografía, lea y vea tutoriales, saque libros de la biblioteca o únase a un club de fotografía en su ciudad.

Una vez que esté seguro de que entiende bien los conceptos básicos de cómo operar su cámara (velocidad de obturación, apertura e ISO, cómo ajustarlos y cómo se relacionan entre sí), inscríbase en un taller o una clase. Todas las mejores experiencias de aprendizaje que he tenido han sido fotografiar en vivo en el campo con fotógrafos más experimentados.

#14 – Explorar otros medios

No sólo mire los tutoriales de “cómo”. Mira la fotografía. Mira los cuadros. Ir a museos y galerías de arte. Mira la composición. La pintura es un modelo realmente interesante, porque el pintor obviamente controla cada elemento de la imagen. La fotografía no es realmente muy diferente, porque …

#15 – Ser Deliberante

Una buena fotografía puede venir de la casualidad, pero también muy a menudo viene de decisiones tomadas antes de la sesión, durante la sesión y después de la misma.

La diferencia entre “hacer” una fotografía intencional y “tomar” una instantánea es la intención. Controla todas las variables tanto como puedas. Tú eliges cuándo rodar en función de la época del año, la hora del día y el momento concreto. Usted elige dónde pararse, qué marcha modificar la situación, etc.

Hazlo, no lo tomes.

#16 – Proceso para su visión

En cuanto al post-procesamiento, mi filosofía es “No me importa lo que la cámara haya capturado”. Quiero ver la escena que estaba en tu cabeza cuando tomaste la foto”.

No tenga miedo de editar la imagen para que se vea como usted quiere que se vea. Convierte el cielo gris en un azul brillante (o rojo, si esa es tu visión), haz que los ladrillos contrasten, convierte esas pecas en una textura negra abigarrada, añade Godzilla a la escena si eso es lo que tu corazón creativo desea.

Si bien es cierto que quieres capturar todo lo que puedas en la cámara, también es cierto que no te limitas a la escena que la cámara ha capturado.

#17 – ¡Sé audaz!

La gente a menudo le aconsejará que no se exceda en el post-procesamiento. Yo digo: tonterías. Cuando eres un principiante, tú debería exagerar todo.

¿Cómo es “demasiado HDR”? ¿Demasiada saturación? ¿Demasiado contraste? ¿Vibración? ¿Claridad? Haciendo “demasiado” se aprende lo que hacen las herramientas. Es mejor hacer “demasiado” que no hacer lo suficiente. Por el contrario, si eres demasiado conservador y tienes constantemente miedo de exagerar las cosas, no tendrás una comprensión tan buena de lo que hacen las herramientas, de lo que es suficiente y de lo que es “demasiado”.

Tal vez añadir un poco más de claridad ayude a la imagen; no tenga miedo de probarlo. No limite su creatividad antes de empezar. No seas tímido. ¡Sé audaz! Ese es el camino hacia la creatividad.


Sobre el autor: Kenneth Zirkel es un entusiasta de la fotografía y diseñador de páginas web con sede en Rhode Island y el sudeste de Massachusetts. Puedes encontrar más de su trabajo en Flickr e Instagram. Este post fue publicado originalmente aquí.


Créditos de la imagen: Foto de cabecera por Jan Vašek, CC0