Para mi proyecto “El mundo que veo”, he ido a 19 países en los últimos 12 meses y me he acercado a extraños para pedirles su fotografía. Al principio, me acercaba a la gente, tomaba sus fotografías y luego me alejaba.

La idea inicial era simplemente mostrar a la gente lo hermoso que es el mundo, tal y como es (casi nunca poso a la gente o cambio la situación en absoluto, sólo exploro ciudades y pueblos hasta que veo a la gente en hermosas fotos).

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Mientras estaba en Milán, estaba fotografiando a los refugiados fuera de la estación de tren y tuve un momento que cambió todo el rumbo del viaje. Le pedí a un caballero su fotografía y originalmente dijo que no. Pero fui persistente, ya que sabía que era un cuadro precioso y quería mostrárselo. Así que, finalmente cambió de opinión y dijo: “Está bien, puedes tomarme una foto”.

Tomé la fotografía y subí para mostrarle la foto de la parte trasera de mi cámara. Lentamente me quitó la cámara y, con lágrimas en los ojos, dijo: “Nadie me ha pedido nunca que me haga una foto”.

Supe en ese momento que era mucho más grande que una simple foto, y me propuse a partir de ahí tener una conversación con cada persona y hacerles saber que los veo. Los momentos se volvieron más y más hermosos y las conversaciones se hicieron más profundas, más cómodas. Y terminó cambiando mi vida, y la de muchos otros, en el proceso, ya que compartimos la vida de cada uno.

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Cuba fue el 19º país en este proyecto y pasé el mes de febrero explorando y viviendo con la gente del norte hasta el sur. Era un país absolutamente asombroso, completo con un carácter tan auténtico que era tosco en los bordes, pero poderoso y único. Y el país entero es como si se hubiera congelado en el tiempo en los años 50. Autos antiguos, arquitectura antigua y una rica historia. Y muy pocas personas tienen teléfonos o computadoras, así que las ciudades son ruidosas ya que todos están afuera y hablando/cantando/jugando.

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Fui patrocinado por ROW Adventures, un negocio local de mi ciudad natal, para viajar por todo el país sin planes, y sólo conocer a la gente y conseguir sus historias. En Cuba, tienen lo que se llama “casa particular”, lo que significa que cualquier casa que tenga un ancla azul en ella – puedes llamar a la puerta y pedir que te quedes allí. A veces, tendrías un lugar entero para ti y otras veces vivirías con una persona o familia.

Cuando vivías con una familia, podías pagar 5 dólares y te preparaban el desayuno, el almuerzo o la cena y se creaban ricas experiencias en las que tenías comida casera con las propias familias.

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Cuando estaba en la calle, me acercaba a la gente, entablaba una conversación y les pedía una fotografía.

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Retratos de extraños en las calles de Cuba

Aquí hay una charla de TEDx que di en octubre de 2019 sobre el proyecto, que también se publicó dos veces en National Geographic en los primeros 12 meses:

(embed)https://www.youtube.com/watch?v=4eS4W5XWtTc(/embed)

Puedes seguir el proyecto en el sitio web y en Instagram. También ha sido publicado como un libro que presenta muchas de estas fotos e historias.


Sobre el autor: Adam Schluter es un galardonado fotógrafo que viaja por el mundo para pedir fotografías a extraños. Las opiniones expresadas en este artículo son únicamente las del autor. Puedes encontrar más de su trabajo en su página web.